Los macacos

Un grupo de científicos colocó cinco macacos en una jaula. Y en el medio, una escalera y sobre ella una puñado de bananas.

Cuando un macaco subía la escalera para coger las bananas, los científicos le echaban un caldero de agua fría a los que estaban en el suelo.

Después de cierto tiempo, cuando un macaco iba a subir la escalera, los otros le pegaban y lo llenaban de golpes. De esta manera, en un tiempo, ningún macaco subía más la escalera, a pesar de la tentación de las bananas.


Entonces, los científicos substituyeron uno de los macacos por uno nuevo. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo retirado de ella por los otros, que le zurraron. Después de algunas vareadas, el nuevo integrante del grupo no subía más la escalera.

Un segundo macaco fue sustituído y lo mismo ocurrió, donde el primer sustituto participó con entusiasmo en la zurra al novato.

Un tercero fue cambiado y lo mismo ocurrió. Un cuarto, y, al final; el último de los veteranos fue sustituído.

Los científicos entonces quedaron con un grupo de 5 macacos que, sin haber tomado nunca un baño frío, continuaban zurrando en aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a alguno de ellos por qué batían en quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería:
    - "No sé, pero qauí las cosas siempre fueron así".
    Así és en la vida. Muchas veces hacemos alguna cosa equivocada por pensar que eso es normal, o porque otras persoas también lo hacen. Pero no siempre nos paramos a reflexionar sobre las consecuencias de aquello que hacemos.
Sen máis...

1 comentarios:

MiriMiriChan dijo...

joooooo! Genial la parabola... :D me encantó!!!!!!!!!!!!!! MiriAbasho

 
Fogar do Chimpín, 2008
Plantilla de diseño propio.