Día Mundial Sin Tabaco

A nadie se le escapa que fumar perjudica seriamente la salud, pues nos lo dicen en todos los sitios fumemos o no fumemos, y además cada día aparece un estudio que alerta de nuevos riesgos derivados del tabaquismo.
Y a pesar de toda esta información de sobra conocida y repetida, de las numerosas e incansables campañas anti-tabaco, impuestos cada vez más altos, prohibiciones totales de publicidad o patrocinio y la declaración de lugares públicos como libres de humo, la cantidad de fumadores sigue en aumento.


Riesgos derivados del tabaco

Como rezan ya todas las cajetillas de Europa, fumar perjudica gravementa la salud, pero sus principales consecuencias en nuestro organismo son las siguientes:
  • A corto plazo, mareos, ardor de ojos, nariz y garganta, manchas en los dientes y mal aliento.
  • Provoca problemas para conciliar el sueño.
  • Aumentan las arrugas prematuras, sobre todo en la cara.
  • Sube los niveles de presión arterial y de colesterol.
  • Empeora el asma.
  • Aumenta el riesgo de diabetes.
  • Aumenta el riesgo de padecer cáncer, de todos los tipos y colores: pulmonar (el más común), de labios, de boca, de garganta, de cuerdas bocales, de esófago, de estómago, de riñón, de páncreas, de cérvix, de vejiga y de piel.
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades de corazón o de los vasos sanguineos.
  • Aumenta el riesgo de tener un infarto.
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades pulmonares (desde resfriados y neumonías a enfisemas y bronquitis).
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades gastrointestinales: úlceras pépticas, reflujo gastroesofágico, etc.
  • Aumenta el riesgo de fracturas óseas.
  • Dificultad, en los hombres, para tener erecciones.
  • Si se esta embarazada, aumenta el riesgo de aborto o de que el bebé nazca muerte. Además, este bebe compartirá todos los riesgos anteriores con su madre si esta fuma durante el embarazo.
Como veis, fumar son todo riesgos.
Se ha dicho y se ha escrito mucho sobre los riesgos de fumar, pero la realidad es muy desagradable y no podemos mirar para otro sitio: el tabaco es una de las principales causas de muerte y ¡podemos evitarla!

Por eso, la Organización Mundial de la Salud desarrolla una campaña mundial para concienciar al mundo para que hagamos algo por nosotros mismos y por los que están a nuestro alrededor: aprendamos a vivir sin tabaco. Yo me quiero sumar a esta buena causa para ello lo mejor que se me ha ocurrido es esto:
    Mis razones para dejar de (o seguir sin) fumar:

    1. No produce ningún beneficio.
    2. Crecen los problemas para practicar deporte, por las dificultades respiratorias.
    3. Daña los bronquios y los pulmones, con grave riesgo de padecer cancer.
    4. Perjudica gravemente las arterias y el corazón, aumentando las posibilidades de sufrir un infarto.
    5. Los riesgos no sólo afectan al fumador, si no a los que estan a su alrededor.
    6. El humo molesta a gran cantidad de personas.
    7. Y por último, sale caro, los fumadores españoles gastan de media casi 700€ anuales en tabaco.

    Hasta aquí las que se me han ocurrido a mí, si teneis alguna idea podeis compartirla en los comentarios y la añadiré encantado.

Sen máis...

2 comentarios:

Tessy Hernandez dijo...

Hola!!!

Claro que se me ocurre otra: por culpa del humo del cigarro no solo huele mal su aliento o su ropa sino que APESTA y es bastante desagradable y lo digo sin ánimo de ofender a nadie pero en buen plan que al pasar dejan como su estela de aroma y creen que masticando chicle o poniéndose loción en exceso es suficiente pero no.

SIGUE OLIENDO!!!

De hecho la ropa queda oliendo así y como ellos ya no lo perciben así andan por la vida.

GUACALAAAAAAAAA!!!

Por unos pulmoncitos sanos y limpios: Abajo el cigarro!!!

*TESSY*

kaka dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Tessy, gracias por el comentario, pero no entiendo que significa GUACALAAAAAAAAA!!! =S

 
Fogar do Chimpín, 2008
Plantilla de diseño propio.